como elegir repertorio de canto

No compongo mis canciones, ¿Cómo elijo mi repertorio?

La selección de un buen repertorio es muy importante y no es tarea sencilla. A continuación os damos las claves para hacerlo de forma adecuada.

como elegir repertorio de canto

Con este panorama se encuentran muchas personas a las que les gusta mucho cantar y no tienen la posibilidad de componer sus propios temas.

Lo primero que se debe considerar es que la personalidad, la buena voz y la capacidad artística será lo que determine el éxito de ese cantante que interpreta temas compuestos por otros autores.

Lo que se suele llama «covers».

Interpretar canciones

No es lo mismo la carrera de un/a cantautor/a a la que interpreta canciones de otros.

No obstante por ello ese/a cantante no deja de ser un/a buen/a artista y un/a cretivo/a en el mundo de la música y el canto.

La capacidad sensible y la personalidad de un cantante que canta covers es la mayor riqueza artística que permitirá a ese/a cantante llegar a tener éxito si demuestra una interpretación única y original versionando el tema desde su propia creación.

La otra posibilidad para aquellos que no componen sus canciones, es recurrir a otros compositores y cantar temas inéditos. Para ello deben encontrar autores que compongan temas que coincidan con la escencia del cantante que interpretara sus temas.

Claves para seleccionar el repertorio

No se debe cantar cualquier cosa que no tenga nada que ver con nuestra esencia.

Quiero decir que es fundamental que nos enamoremos de las canciones compuestas por otros compositores. Además de sentirnos identificados con esos temas.

Otra posibilidad es desarrollar la capacidad de cantar musicales, temas de películas o canciones que se usan para series especiales u otros fines.

Es importante saber cuál es el camino a recorrer para descubrir dónde está «nuestro mejor lugar para expresarnos» con éxito.

Cuando comenzamos a estudiar canto en general, quien no compone disfruta cantando todo tipo y estilos de música, por ello es bueno que cuando somos estudiantes probemos cantar muchos estilos. Debemos investigar a fondo sobre cada uno de ellos para encontrar el adecuado a nosotros y darnos el tiempo necesario hasta llegar a definir con qué estilo nos sentiremos mejor y más identificados.

Es fundamental que lo que cantamos sea lo más sensible, profundo y coherente con nuestra personalidad y estilo.

Podemos llegar a tener una gran voz y ser buenos intérpretes, pero no es suficiente para llegar a un público exigente logrando conmover hasta llegar al éxito de cada interpretación con autenticidad.